• Desarrollo infantil

  • COMPARTIR

La fuerte conexión entre la higiene dental de los niños y su salud mental

Como padres, todos queremos que nuestros hijos estén saludables y felices. Nos aseguramos de que coman sus verduras, duerman lo suficiente y estén activos. Pero un aspecto de su salud que a menudo pasa desapercibido es su higiene dental. ¿Sabías que hay una relación directa entre la salud dental y la salud mental? Estudios han demostrado que la mala higiene dental en niños puede conducir a una variedad de problemas cognitivos y conductuales, incluyendo dificultades con la memoria, atención e incluso trastornos del estado de ánimo. A continuación, explicaremos la importancia de la higiene dental en los niños y cómo los padres pueden promover una buena salud oral para apoyar el bienestar general de sus hijos. 

Enfermedad de las encías y salud mental: Descifrando la sorprendente conexión

Los estudios han demostrado que la enfermedad de las encías, causada por la mala higiene dental, puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas de salud mental tanto en niños como en adultos. Esto se debe a que las bacterias que causan la enfermedad de las encías pueden ingresar al torrente sanguíneo y afectar el cerebro, lo que lleva a inflamación, daño en los tejidos neuronales y otros efectos perjudiciales. Existe fuerte evidencia que demuestra una fuerte relación entre la enfermedad periodontal (de las encías) y enfermedades que afectan el estado de ánimo como el estrés, la ansiedad y la depresión.

En los niños, la mala higiene dental también puede llevar a dolor crónico e incomodidad, lo que también puede afectar su estado de ánimo, comportamiento y capacidad para concentrarse. Esto puede contribuir a afecciones como la ansiedad y el TDAH, así como a otros problemas conductuales.

Como padres, es importante promover una buena higiene dental en tus hijos desde una edad temprana. Esto significa animarlos a cepillarse los dientes dos o tres veces al día, usar hilo dental regularmente y visitar al dentista para revisiones y limpiezas regulares.

Dominando la Salud Bucal: Consejos Esenciales para Prevenir la Enfermedad de las Encías

  1. Dar el ejemplo: Los niños suelen aprender observando a sus padres, así que asegúrate de cepillarte los dientes regularmente y deja que tus hijos te vean hacerlo. Es más probable que desarrollen buenos hábitos de cepillado cuando ven que sus padres también lo hacen.
  2. Crear una rutina: Haz del cepillado de dientes una parte de su rutina diaria, como antes del desayuno y antes de acostarse. Esto ayuda a los niños a entender que cepillarse los dientes es una parte esencial de su rutina diaria, como darse una ducha o vestirse. Enséñale a tu hijo desde una edad temprana a cepillarse los dientes al menos 2 o 3 veces al día. Comienza esta rutina desde temprana edad.
  3. Recompensar un buen comportamiento: El refuerzo positivo puede ser un motivador poderoso. Puedes crear un gráfico de stickers para hacer un seguimiento de sus hábitos de cepillarse y ofrecer una pequeña recompensa, como un sticker por hábitos de cepillarse constantemente buenos.
  4. Déjalos elegir su cepillo de dientes y pasta dental: Los niños pueden ser más propensos a cepillarse los dientes si se les da la oportunidad de elegir su propio cepillo de dientes o pasta dental. Permíteles elegir un cepillo de dientes con un color divertido o personaje de dibujos animados y una pasta dental con un sabor que les guste.
  5. Hazlo una actividad familiar: Cepillarse los dientes juntos puede ser una actividad familiar divertida que fomenta buenos hábitos de higiene dental. También permite a los padres supervisar los hábitos de cepillado de sus hijos y asegurarse de que se cepillen los dientes adecuadamente.
  6. Evita comer después: trata de evitar darle a tu hijo leche u otros alimentos después de cepillarse los dientes antes de dormir.
  7. Enjuágate antes de cepillarte: Es mejor cepillarse los dientes antes de comer para proteger el esmalte. Pero si ya has comido, puedes esperar 30 minutos para cepillarte o enjuagar tu boca con agua primero. Al enjuagar la boca con agua, puedes ayudar a neutralizar la acidez y eliminar algunas partículas de comida, lo que hace que sea más seguro cepillar los dientes sin esparcir los ácidos alrededor.
  8. Olvida los mitos comunes: Muchas personas piensan que "las caries en los dientes de leche no son importantes porque esos dientes se caerán". Todos los dientes son importantes, y todas las caries también lo son.
  9. Visita al dentista pediátrico: desde el primer año de vida es importante visitar al dentista pediátrico para saber cómo, cuándo y de qué manera se deben implementar buenos hábitos de higiene bucal desde la infancia.
  10. Educarlos: los adolescentes encuentran difícil anticipar las consecuencias de sus acciones y descuidan los hábitos de higiene oral adecuados porque piensan "eso no me va a pasar a mí". Enséñales sobre la relación entre la salud dental y la salud mental, da ejemplos de personas cercanas que han experimentado situaciones debido a la falta de higiene oral, y llévalos a sus citas regularmente. Recuerda que su cerebro todavía está creciendo y necesitan orientación.
  11. Trata de evitar dulces y otros alimentos: los dulces, los refrescos y los bocadillos azucarados pueden causar caries porque las bacterias de nuestra boca se alimentan de azúcar y producen ácidos que erosionan el esmalte dental. Cuando este ácido ataca repetidamente el esmalte dental, puede llevar a la formación de pequeños agujeros o caries en los dientes. Además, cuando comemos alimentos ricos en carbohidratos, como papas fritas o galletas, se adhieren a la superficie de los dientes, creando un ambiente perfecto para que las bacterias prosperen. A medida que las bacterias se alimentan de estos carbohidratos, producen ácidos que debilitan el esmalte dental y provocan la caries dental. Por lo tanto, es importante limitar la ingesta de alimentos azucarados y con almidón, cepillarse y usar hilo dental regularmente para eliminar cualquier partícula de comida y placa que puedan haberse acumulado en los dientes. Además, beber mucha agua puede ayudar a enjuagar las bacterias y ácidos dañinos en la boca.

También es importante estar al tanto de los signos de enfermedad de las encías, que incluyen sangrado de las encías, mal aliento y encías rojas e hinchadas. Si tu hijo experimenta alguno de estos síntomas, es importante llevarlo al dentista de inmediato.

Cuidar la higiene oral de tus hijos es tan importante como cualquier otro aspecto de su salud. Al promover buenos hábitos dentales desde temprana edad, los padres pueden ayudar a sus hijos a evitar problemas dentales y mantener una buena salud mental. Es importante recordar que una dieta saludable también es clave para prevenir caries y mantener la salud general. Ahí es donde entra Little Lunches, con planes de comidas personalizados semanales para niños que son saludables y deliciosos. Con la aplicación de Little Lunches, los padres pueden eliminar el estrés de la planificación de comidas sanas mientras aseguran que sus hijos obtengan los nutrientes que necesitan para mantener sus dientes y mentes saludables. Así que comienza hoy y dale a tu hijo el regalo de una sonrisa sana y una mente feliz.

 

Recursos:

  1. Dra. Diana Jimenez, pediatra especializada en nutrición infantil, lactancia materna y desarrollo infantil.
  2. "Association between mental health status and oral health status: A study on children aged 5-15 years attending 17 public schools in Kandy city limits, Sri Lanka." by P. T. N. Gunarathne, G. R. K. S. Gamage, and W. K. S. Wijerathne. PLoS One. 2021; 16(1): e0244984. doi: 10.1371/journal.pone.0244984.
  3. "Oral health status and behavior in children with attention deficit hyperactivity disorder." by N. Çolak, D. Paksoy, N. A. Karaman, and D. Ş. Şen. Eur J Paediatr Dent. 2015 Mar; 16(1): 79–84.
  4. "Mental Health and Oral Health: A Review of the Literature." by R. Locker. Int Dent J. 2009 Apr; 59(2): 85–92. doi: 10.1111/j.1875-595x.2009.tb00175.x.
  5. "Relationship between oral health-related quality of life, oral hygiene, socio-economic status, and school absenteeism in schoolchildren." by H. K. Allen, S. M. Stevenson, M. G. Fuller, S. L. Parkinson, and J. M. Clough. BMC Oral Health. 2021; 21: 270. doi: 10.1186/s12903-021-01744-3.

hace 9 meses